De Toledo a Escalona con Agentes del Orden Incluido.

P1000771.jpg
Amanece en Toledo, cielo gris, amenazador y preocupante, Zeus aún duerme, salgamos sin hacer ruido y despacito no vayamos a despertarlo. Al parecer, ayer se acostó tarde, dejándolo todo preparado, nubes cargadas de agua y la batería de los  rayos enchufada y con su luz parpadeante de carga.
Lo primero que hicimos fue ir a las dependencias del obispado toledano en la búsqueda de la credencial del peregrino para mi padre.
Como dos turistas, fuimos mezclándonos entre los grupos de procedencia oriental, con Panasonic al cuello incluida y , por supuesto,  luciendo nuestras mejores galas.
Mira esa es la Alcázar y aquello que se ve allí a lo lejos parece ser el Monasterio de San Juan, pero no perdamos la vista a la Catedral que es donde vamos.
P1000785.JPG
– Compadre, te ha caído una gota o es cosa mía?
– Pues para mí que sí, en!
Y a correr.. que parece que Zeus se estaba despertando y lavando la cara.
P1000775.JPG
Mientras nos alejábamos de la ciudad en una continuado ascenso, pudimos comprobar que el tiempo solo nos dio una pequeña tregua, sobre nosotros las nubes producían unos enormes estruendos, que nos haría aligerar el paso, en la lejanía varías cargas eléctricas, en forma de rayos, nos haría tomar la sabia decisión de retomar nuestros pasos y buscar un lugar seguro, hasta que la tormenta se desvaneciera, una vieja fábrica de cemento, nos daría la protección necesaria en ese momento. Mientras esperábamos varios medios digitales, darían la triste noticia del fallecimiento de un ciclista alcanzado en la vecina provincia de Teruel…
Desde historiasdeunaguacero os informamos que estamos bien! A pesar de la gran granizada y las sacudidas de Zeus, empeñado en jugar con sus rayos contra nosotros, con suerte el pobre ya con la edad de puntería no anda muy bien, las cataratas y la vejez que no perdonan…Tampoco nos podemos quejar mucho, solo nos mojamos una vez y con suerte pudimos refugiarnos en un hangar del una fábrica de cemento. El resto del día afortunadamente sin agua, por lo que el camino hasta Escalona con tregua, esperamos que no sea algo puntual! Parece que la tormenta va perdiendo fuerza, si es que no hay quien pueda con estos dos alforjeros. Unnnnn abrazo amigos!

Una parada en el camino junto a una pequeña capilla para prepararnos nuestro menú suculento de sopa de sobre, placeres que se da uno en este mundo del cicloturismo…

P1000791.JPG

Venga viejo, ya estamos llegando a Escalona, vamos a llamar a los agentes de la autoridad para pedir las llaves del albergue municipal.

– Mira que somos dos peregrinos, que para quedarnos en el albergue si puede ser…

– Claro mira os esperamos allí, tenéis que seguir la plaza de los arcos, luego la tienda de verduras a la derecha, pasas por aquí por allí y luego para el otro lado. ¿Alguna duda?

– Ninguna todo correcto.

Dos horas después… – ¿Os ha pasado algo? Tenemos que irnos y dar el relevo a los compañeros. Dónde estáis?

– Aquí en una calle con murallas… – El pitorreo era inminente… nuestras caras ,debido al cansancio ya no estaban para muchas bromas, pero para ser sinceros, demasiada paciencia había tenido con nosotros, y más cuando el albergue no estaba ni a 5 minutos de nosotros y nosotros echamos 120 en llegar aiiixxxx.

Después de un ridículo de tal envergadura, tan solo pudimos agachar la cabeza y sonreír con nuestra mejor sonrisa forzada.

P1000800.JPG

Más Fotos de la Jornada:

https://www.flickr.com/gp/154861572@N04/6q4YBz

3 comentarios en “De Toledo a Escalona con Agentes del Orden Incluido.

  1. José Burgueño

    Que pasada de crónica sigue así que da gusto leerte. Espero ansioso más entradas de tus viajes los cuales son fuente de inspiración para otras personas a seguir tus pasos.

    Un saludo alforjeros.

    Le gusta a 1 persona

  2. Jose Burgueño

    No hay de que Jesús el placer reo que es mutuo como bien sabrás.

    Una de las cosas que me gusta de leer tus diarios públicos, es el imaginar esos lugares por donde van tus andazas. Tener la posibilidad de visitarlos, descubrirlos, verlos con tus propios ojos y recordar en ese momento las crónicas de esa persona que tiempo atrás te hizo viajar hasta ese mismo lugar con sus palabras o fotografías y que se te dibuje una sonrisa en la cara no tiene precio. Además de si algún día decidiera lanzarme a un viaje largo recurríria a tus diarios para que no se quede nada por ver el tintero.

    No quiero extenderme más, y seguir llenando de halagos esta respuesta a un comentario,pero quiero que sepas que espero ansioso más crónicas y pedalear en mi cabeza lo que tus piernas han recorrido.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s