Sueños e historias de Alforjeros

sueños en alforjaslogo

Pero, ¿y ese logo? No era un no sé qué amarillo, con el bicho verde y el otro raro con las almendras garrapiñadas?

Tranquilos! No hemos cambiado nada solo queremos darle un sencillo homenaje a una gran persona y recordarle ese proyecto que por razones personales quedarían en el olvido, o mejor dicho en el desván de los sueños, a la espera de ser sacudido del acumulado polvo rancio. Recuerdos añorados y cubierto con un plástico protector junto a un buen puñado de cajas apiladas, tal como si de una mudanza a medio acabar se tratase.

¿Y cómo irá mi homenaje? Pues a mi forma poniéndole los dientes largos  recordándole aquellas etapas  pucelanas!

Pues al lío!

Del 2 al 4 de Septiembre de 2017

Pongámonos en situación, Alcazarén (Valladolid) un albergue de peregrinos para nosotros solos y fuera una “pelua” muy hermosa a pesar de estar a primeros de septiembre.

– Quillo ve y mira si ya está abierto el bar.
– Mejor esperamos a las 10.00, que hará calorcito y seguro estará abierto!

Y así fue, sin nada ni nadie que nos despertase, solo podríamos dar media vuelta y seguir con el saco hasta el cuello. ¿Llegará el día que nos despertemos temprano para rodar? Que prisas vamos a tener si estamos de vacaciones!!!!!

Fregona en mano, carnavales de Cadiz como música ambiente y limpieza profunda del albergue y a rodar que nuestro compañero José nos estaría esperando en Valladolid.

P1010056.JPGCon las energía recuperadas tomaremos la senda hacia Valsequillo, un bonito pinar con la tierra algo “graciosa” me provocaría un desliz que poco me faltó para no estar aquí contándolo ahora mismo, no por peligro, si no por vergüenza ajena jeje.

Total que seguimos en la búsqueda de este “Señor” y suena nuestro teléfono -estoy llegando, me puse mi traje de gala para recibiros.- El muchacho nos llega con un flamante maillot simulando un traje de gala con corbata. ¡Que grande eres Joselito!!!- y nosotros con estas pintas y la misma ropa desde hace semanas… ¡Eso no se hace compañero!

Un carril bici nos llevaría hasta la ciudad de la corona y del escudo laureado. Un puñado de Sprints y de voces se llevaría nuestro anfitrión, – compadre que tu conoces el camino y nosotros vamos ya “ajogaos” déjate venir una mijilla!!!!

P1010059

Motivos justificados tenía, en casa nos esperaba un pequeño cachorrillo (hoy en día ya muy crecido y fuerte) al que tenían que dar el biberón y sacar adelante. Pronto llegara de trabajar la anfitriona número uno, ya con el pack completo de lo único que tendríamos que preocuparnos es de ducharnos, ponernos ropa limpia (la de siempre por supuesto) y relajarnos y disfrutar.

Descansados y recuperados tocaría descubrir un poco de los rincones de Valladolid antes de engullir las pizzas que devoramos en la cena aquella noche.

P1010071.JPG

P1010058.JPGP1010062.JPGP1010066.JPG

La hospitalidad de Noemí y José llegaría mucho más allá, permitiéndonos pasar un par de noches más, la ciudad y por supuesto la compañía lo merecían y no podíamos decir que no.

P1010091.JPG 

Una ciudad que se encontraba en plenas fiestas, pasacalles de “cabezudos”, moteros con carpas para tapear, concentraciones  de Vespas, música regional y visitas monumentales. ¿Qué más pedir?

¿Tapear un poco? -Pues mira no era mala idea tampoco… En poco tiempo acabamos con esos platos de jijas y angulas y haciendo el sinvergüenza con un gorro de paja en la cabeza. ¿Es lo que tiene que no te conozca nadie no?

P1010071Nos mostraron cada uno de los secretos y rincones de su ciudad, de la mejor manera, esos rincones de los que el turista no se percatara jamás.

 

Tan agradable estaría siendo la jornada que por poco acabamos nosotros también en los Guinnes Records de ese año o intercambiado cromos antiguos en la plaza ¿Tendrá algún señor el cromo de Zubizarreta, Donato o el cromo de Mágico González en el Cádiz?

P1010100

 

P1010130

P1010144

Caería la noche y pudimos disfrutar del frescor y el trato familiar de las personas mas allegadas a nuestros amigos, parque perruno con fosforescentes de colores incluidos!

 

P1010155

Sin duda lo más simpático de nuestras jornadas con ello sería la visita a Olmedo, un parque Temático Mudéjar, dónde pudimos viajar, a perfecta escala, por cada uno de los monumentos de Castilla y León, representaciones, en las que podías meterte entre sus mini-puertas, eso sí, agachándose un poco y dejándote los riñones, ¡pero oye!

P1010197P1010189

Disfrutamos como niños pequeños!

 

P1010280

Y para no hacer esta crónica tan larga y no hacer llorar a nuestras compañeros mucho Despedirme con el  PLACER DE HABER COMPARTIDO ESTAS VIVENCIAS CON  DOS GRANDES PERSONAS, NOEMÍ Y JOSÉ

sueños e historias
“Lo que la distancia separa las alforjas unen”

De Zamarrala a Alcazarén

Muy buenas tengan ustedes!
Día completito el de hoy desde Zamarramala hasta Alcazarén.

Me saltaré la parte de amanece en Zamarramala y blablabla.
Comenzamos con el Camino Madrileño! (Aunque estemos en Castilla y León)
La tónica general de la jornada ha sido en descenso, por lo que los kilómetros han caído sin esfuerzo y a buen ritmo, el poco asfalto por el que hemos rodado nos hizo disfrutar de lo lindo. Sin saberlo daríamos  con el Camino Natural Vía Verde del valle del Eresma. Una antiguo trazado ferroviario que de manera recta y en ligero descenso nos llevaría hasta Olmedo, pero no, no sería ese nuestro destino, ya que deseábamos conocer   el castillo de Coca.

Sería un usuario de esta vía verde quien nos recomendaría discurrir por ella hasta Navas de la Asunción y así fue, por el camino ya os podéis imaginar, sin tráfico, en descenso, con el olor del campo cultivado y algún que otro pinar.

P1000993.JPG
¿Todo no va ser pedalear no?

¿Conocéis la parodia de nuestro malagueño Dani Rovira?  Sí ese de la playa y las medidas, pues algo parecido nos pasó en Miguel Ibáñez. – Está “la pechá, la jartá, er peazo, la mijilla, el pelín” y luego viene la sal del vecino de Miguel Ibáñez..

P1010002.JPG
Amor gatuno

Pues sigue leyendo que os lo cuento:

Golpeamos en la puerta de una casa para pedirle una pizca de sal para la pasta, dicho señor fue tan literal, que nos vino con la cantidad exacta que le entraba entre las yemas de sus dedos, y eso,  a pesar de haberle entregado un pequeño contenedor para una muestra algo más generosa… suerte que otro vecino se percataría de la situación y entre risas llegó con otro botecito algo más generoso.

 

Tras la comida y las risas anecdoticas, llegamos a Navas de la Asunción y fuimos literalmente timados en el Bulevar Pub-Cafetería, seis euros por dos chupitos de cervezas… ni que fueran de importación…

Tocados pero no hundidos decidiremos poner rumbo a Coca, y cruzar los dedos para que no se nos infectara la herida del atraco a cobro reprimido. – Lástima que al “forastero” se le trate así en muchos lugares, incluida mis tierras andaluzas… y digo yo ¿No se dan cuenta de que el boca a boca es la mejor publicidad y a la vez la más dañina…? en fin… mejor disfrutar del castillo caucense.

P1010016.JPG
Castillo de Coca

P1010040.JPG

P1010051.JPG
Alcazaren

El resto de la jornada por un nuevo pinar y bajando nuevamente hasta donde nos encontramos, pueblo de gente humilde y bares baratos, recomiendo el Bar el Jubilado!

Y eso es todo, mañana si las piernas quieren, debemos de llegar sin problemas a Simancas, donde nos encontraremos con nuestro compañero José Burgueño (Sueños en Alforjas), para rodar juntos hasta su casa en Valladolid y tomar algún día de descanso.

Gracias compañero!
Un abrazo a todos y gracias por vuestro apoyo diario

Tras la senda segoviana.

Kaixo amigos!
Bueno, bueno mejor no correr tanto que aún estamos es Castilla y León, aún nos queda unos pocos de pedales.
Comenzamos!
Amanece en el albergue abulense, mirada al cielo y nos sorprende una nube negra, – ¿será pasajera?

– Das glaube ich nicht.- nos responde una peregrina alemana . Mi padre y yo con cara de circunstancias… espero que signifique “Se va a despejar, no os preocupéis”

Partimos con la idea de llegar a Segovia, N-101, carretera que nos acompañará durante toda una jornada. Por el camino se nos detiene un vehículo, y nos saluda, era el hospitalero!!!
– Que tarde habéis salido no?
– un poco sí… la ropa que no se secaba… (de alguna manera había que disimular)

P1000927.JPGNuestra primera etapa nos llevaría hasta Villacastín. Un banco de piedra, sería el elegido para dar rienda suelta a nuestro wok barato de arroz hindú con esencia de curry, y por supuesto con postre incluido “Delicatessen de pan industrial con cobertura foundé de chocolate” Lo que viene a ser un pan bimbo con nocilla! Eso sí , el bote que sea de plástico , y envuelto en bolsa anudada, o te pasarás toda la ruta con la ropa manchada y chocolateada.

P1000935.JPG

La jornada nos llevaría hasta la población de Madrona, dónde una merecida cerveza espumada, haría los honores al bocata de jamón que nos preparó la lupita mexicana del bar.

Un chico con bicicleta nos intercepta a la salida , su único interés, un interrogatorio exprés, entre tanta pregunta sin sentido ni coherencia, nos propone hacer una carrera, aceptamos ¿Qué te parece una de Cádiz a Segovia?. El chaval me pregunta que dónde queda eso… ¿Qué dónde queda mi Cai bonito? Pues al sur del sur! Le contamos que estamos rodeando España y nos responde que él le está dando la vuelta al mundo… el viejo bromea – “menos lobos caperucita”

– Yo no soy caperucita soy un lobo feroz” (Ante esa respuesta preferimos partir ya a Segovia).

P1000946P1000975.JPGEl acueducto segoviano no tardaría en aparecer y con ello esa extraña sensación de “La Gran Ciudad” de nuevo dos extraños en una ciudad acostumbrada al “forastero” dónde solo unos pocos te dirán buen camino y otros te piden que te apartes porque llevan prisa. Aún así con el escenario típico de la ciudad turista. El acueducto y los rincones de Segovia merecían ser admirados. Vistas ejemplares desde cualquier rincón de la ciudad. ¡No te la puedes perder!
Y bueno eso ha sido todo por hoy.
P1000964
Un abrazo amigos!

Frente a las Murallas de Ávila.

Y llegó el día, la ciudad amurallada de Ávila de nuevo  frente a nosotros, con las puertas abiertas el sereno nos aguarda, de nuevo en sus tierras pero con distinto transporte y distintas personas.

P1000907.JPG
Puerta del Carmen

¿Y cómo llegamos a ella? Pues a pesar del casi 80% del trazado por asfalto no sería nada fácil. La etapa nos metería dos puertos de montaña de 1068 y 1315 m, así sin mas, ni con calza botas ni medias.

Aunque en un principio pensáramos seguir el trazado original del Camino de Santiago, la realidad es que pronto nos veríamos obligado a abandonarlo, – ¿pero por qué? Pues porqué subir una ladera empinada empujando una bicicleta, bajo la incrédula mirada de un señor que nos adelanta por la carretera con su bastón, pues muy motivador no resultaba…

– Saliros de ahí, si por la carretera vais mejor- nos decía… –

…su razón llevaría el buen hombre.

P1000850.JPG
Ascenso al “Arrebatacapas”

Y nada! Ahí estábamos nosotros  como decía la canción “pasito a pasito, suave suavecito” Subiendo un puerto de montañas que rebautizaremos como “El Arrebataganas” , había que tener mucha voluntad para que esa subida no te dejara KO y sin motivación para seguir, pero bueno, tal como dije en el programa de radio “Viajando Despacio”

No hay puerto de montaña alto, sino paradas de menos

P1000857.JPG
“Para atrás ni para coger impulso”

– Venga que por fin coronamos viejo! – comenté con ilusión. –  Menos mal chico, vamos a celebrarlo!!!!-  Dijo el viejo con satisfacción. 

A esto que pasa un ciclista de carretera…

– ¡Guau enhorabuena por llegar hasta aquí con alforjas! ¿Sabéis que ahora viene otro puerto de montaña más?

Nuestra cara… mejor os la imagináis vosotros. Pero bueno, que remedio, vamos a darlo todo que para eso hemos llegado hasta aquí! Sigamos pues.

P1000858
Puerto sabio se rodea de mar, puerto de roca lado oscuro. Recuperar fuerza, tu debes.

¿Quién nos iba a decir a nosotros que al final acabaríamos coronando el puerto de la pijota, el de la dorada y el del cartucho de “pescaito frito”?

Y allí estábamos nosotros, eso sí, con dos pulmones menos, un riñón en las últimas y cuatro tendinitis graves con pronostico a muy grave…

Tras unas cuantas horas de subida continua y dos puertos coronados y, por consiguiente, un placentero descenso llegaríamos satisfactoriamente a  las puertas de Ávila.

21149946_1398884886814193_1718317698940224133_n¿De premio? Pues como no….¡nos tomamos unas suculentas “Yemas de Santa Teresa” y un paseo por sus calles!

Para vosotros: Las fotos de la jornada

https://www.flickr.com/gp/154861572@N04/1V23Z4

 

P1000883.jpg
HASTA LA PRÓXIMA!

De Castilla La Mancha a Castilla y León pasando por Madrid.

P1000812.JPGSi habéis leído bien, tres comunidades autónomas en una sola jornada y en bicicleta! Pero tranquilo que no os miento, no es oro todo lo que reluce, se trata de un pequeño recodo geográfico que une las tres comunidades en menos de 30 km a la redonda!

madrid yoda
¿y mi bocata de Calamares?

Etapa difícil por el desnivel acumulado, hoy tocaba cruzar el Sistema Central, sí ,ese que nos hacían señalar en el cole en un mapa físico y mudo, pero siendo sinceros tendré que decirle a mi profesor de Geografía Española que me resultó más fácil recordarlos para el examen que recorrerlos con nuestras bicicletas cargadas ¡Cuánto empijing!

P1000814.JPGNada que no se pueda recuperar con una buena tortilla con taquitos de jamón y el bocadillo de lomo del mediodía en San Martín de Valdeiglesias y de paso un lavado a las bicicletas que ya andaban chirriando como ellas mismas.

Con las pilas recargadas y por la  tranquila carretera M-501 (al menos durante nuestro paso), llegaríamos al último límite provincial de la jornada, Castilla y León. La provincia de Ávila nos daría la bienvenida, al igual que años atrás nos dieran sus provincia hermanas  Salamanca, Zamora y León.

P1000829

P1000832.JPG
Toros de Guisado (s. II a.C)

 

…y los toros de Guisando,
casi muerte y casi piedra,
mugieron como dos siglos
hartos de pisar la tierra.

Nuestro caminar sería sorprendido por 4 verracos tallados en piedra, orgullosa insignia de la localidad de El Tiemblo. No pudimos disfrutar de la visita por encontrarse cerrado, pero por suerte pudimos pegar el ojo y la cámara a la reja y poder observarlos con detenimiento.

Llegada a Cebreros, y a ponernos a buscar el Albergue Municipal La Pizarra, del cual tampoco  pudimos disfrutar de la piscina por las horas a la que llegamos al pueblo, pero de lo que sin duda pudimos disfrutar fue de los víveres adquiridos en el Día y cocinados bajo la mirada de los libros almacenados en aquel  lugar.

Melón con tacos de jamón, tortilla y Gazpacho andalúz ¿se puede despedir el día mejor?

Ávila deje sus puertas encajadas por si llegamos tardes, que pronto estamos bajo sus murallas de piedra.

21151552_1544175728979156_2712876667030978507_n
Cena en Cebreros (Albergue La Pizarra)

 

Fotos de la jornada:

https://www.flickr.com/gp/154861572@N04/v059VK