A los pies de 8 siglos de historia.

Volver a revivir momentos pasados siempre es difícil, a veces los recuerdas con alegría, otros con algo más de tristeza o incluso añoranza, etapas difíciles y sendas tan monótonas que pueden llegar a alcanzar la desesperación. Días ,que como me gusta definir “de transito”, etapas de las que cuesta sacar algo dos años después y aunque uno le pone el mejor de los empeños poco puede arañar.

 

06 de Septiembre de 2017

Años de pedaleos por la senda del nómada van llegando a su fin, el recuerdo de una colombiana, el tránsito de Quito y aquel gorro de lana de colores que me regalaron en Perú ya ocupan un espacio dentro de las alforjas y de mi corazón. Últimas fotos de recuerdo al Lago Poopó  y la mirada puesta al sur, por delante la ruta 603, al fondo ya se deslumbra el reflejo del salar de Uyuni. Mi cabeza ya va dando vueltas y pensando de que forma me echaré la clásica foto desnudo o jugando con alocadas fotografías de perspectivas sin fin.

Me apresuro para llegar ya lo tengo frente a mí, el reflejo del sol abrasa mis ojos, pero no me impiden de llorar de emoción. Coloco mi cámara, me dispongo a  inmortalizar el momento, un sonido extraño sale de mi cámara compacta, temo el peor de los acontecimientos, el sonido cada vez es más atroz y siento como el salar se mueve de forma tenebrosa , cada vez el sonido es mas aterrador y los movimientos más agresivos, una voz se cuela entre las sales. Mi sueño de llegar a Tierra de Fuego se desvanece, el sonido de una alarma, la voz de mi padre y la música ambiente de aquel albergue me recuerdan donde estoy realmente.

–  Jesusito vete despertando que la catedral de Burgos nos espera.

– Ostia viejo, estaba soñando que llegaba a Ushuaia

– Lo sé , lo sé… estabas tatareando Carros de Fuego.

P1010375.JPG
Camino de Burgos. 

P1010377.JPG

Refunfuñando y con más lagañas que ganas, pusimos rumbo a tierras del Cid Campeador, un camino largo, un calor insoportable, colinas que van y vienen, y la misma tónica peregrina que sigue a nuestra contra, algunos descansan junto a las pocas sombras disponibles, otros comparten lo poco que tienen y otros simplemente encerrados en su mundo interior ajenos a todo lo demás.

Ese gran calor daría pie a un fuerte viento del nordeste que iría acabando poco a poco con nuestras reservas, agotando nuestras fuerzas y soñando con coger alguna de esas peregrinas bicis eléctricas con las que en más de una ocasión nos habríamos cruzado. Pero no, aún somos jóvenes de espíritu para ayudas externas ¿Aunque?… sinceramente… un empujoncito eléctrico no nos hubiese venido mal del todo…

La Catedral ya asomaba en el SkayLine burgués, sus gárgolas ya nos miraban de reojo desde la distancia, aunque estábamos de suerte, la corneja volaba junto a nuestra derecha, símbolo de buen augurio.

P1010399.JPGP1010388.JPGP1010400.jpg

 

Ocho siglos de historia, miles de detalles para observar y detenerse, turistas y más turistas fotografiando sus rincones, gente dibujando sus puertas y escolares tratando de no dormirse con las explicaciones de sus profesores ¿Que hago yo aquí, si yo solo quiero un Big-Mac? y entre todo este barullo de transeúntes dos cicloviajeros celebrando su llegada a los pies de la Catedral, nosotros por supuesto…

– Aún es temprano viejo, ¿seguimos?

Y así fue cómo ,sin penas ni glorias, en un trazado, como dije anteriormente, de simple, tránsito, sería como llegaríamos hasta Monasterio de San Juan Ortega.

 

 

Las ovejas negras del Camino Francés

05 de Septiembre de 2017

El tramo del Canal de Castilla ha resultado ser un rompe piernas pedregoso, que unido al pequeño desnivel dejado por los peones de albañilería de Alfonso XII y al calor reinante de la jornada, nos hizo sudar hasta la última gota de agua y exprimir los botes de las bicis para poder sacar algo de ellos.

Resultado de imagen de camino lebaniegoLos primeros 5 kilómetros los realizamos a pie con una pareja navarra, que andaban realizando el camino lebaniego, un camino que al parecer lleva a los peregrinos hasta el mismo monasterio de Santo Toribio de Liébana, ya por tierras Cántabras, una pareja singular y amigable, sin duda.


Como siempre y por la vieja costumbre que ya conocéis, nos despedimos en la primera bajada significativa.
Y llegaría nuestra frontera personal, adiós y gracias Canal de Castilla por tu acogedora senda, bienvenido Frómista.P1010355

A partir de aquí cambiarían las rondas, un golpe rápido de timón, como tempestad marinera que entra sin avisar al patrón menos experimentado, un viraje forzado. Pasamos de la paz y tranquilidad solitaria de nuestro camino anterior al cruce constante con el peregrinar de muchos.

Navegamos a contra corriente, ciñiendo como podíamos esquivando y saludando a una oleada de peregrinos y alforjeros con vieiras colgantes y caminar cansado.


Por momentos, nos sentimos como la oveja rebelde del rebaño, esa que se empeña en darle la espalda a su pastor. ¡Qué vais al revés! ¡Que el Camino es para el otro lado! – Nos gritaban.


Un pinchazo nos hizo detener nuestro avance, algo fue capaz de atravesar la capa de kevlar y el armadillo de mis Specialized Crossroads.
Solventada la avería seguimos nuestra senda dirección Burgos, donde hubo un intento de hospedarnos en un albergue peculiar, regentando por una familia italiana, en la que la cena era comunitaria, con rezos y con velas, pero tras rellenar y ver la poca disponibilidad de camas decidimos dejar nuestro donativo y seguir nuestra senda, vimos más humano dejarle nuestro lugar a algún peregrino que llegue cansado y sin fuerzas para continuar.

Cansados y sin un lugar que nos convenciera para acampar, decidimos que lo mejor sería sentarnos, descansar, aclarar ideas y sobre todo alimentar nuestras ansias y estómagos. Jamás sabremos las fuerzas plasmáticas que rodeaban el microcosmos del bote de pimientos del piquillo acompañado de atún que nos zampamos en mitad de aquellos eucaliptos destinados a formar parte de alguna libreta, repintada por algún adolescente enamorado o firmada por algún empresario estresado.

P1010359

Castrojeriz nos llevaría a un tercer intento de hospedaje, “Completo Full” en su puerta colgaba. Desde luego no nos sorprendería, al ver en la entrada del pueblo varios autobuses concertados, destinados al peregrinar rodado y ofertado por numerosos turoperadores… Tristemente esta sería la tónica general en los días próximos, ¿Pero quienes somos nosotros, dos viajeros que andan “en contra-mano” en contra dirección a todo aquella oleada humana con mochilas, botas y bastones, para criticar esto?


Y por fin y como oasis en mitad del desierto después de un día abrasado por el calor y agotado por las dunas del desierto, dimos con nuestra salvación. REFUGIO MUNICIPAL SAN JUAN, un refugio clásico, donde hemos sido tratado como reyes, de cañas con el hospitalero, y sus familiares. Probando el rico tomate de huerta de uno de sus vecinos, un tomate rojo y rico, sin baños de azufre ni productos químicos que entraba a bocados como fresas.


Mañana toca ser generosos, pues funciona por donación y hemos sido tratados de forma única y ejemplar, un trato que se ve manchado en el negocio de albergue privado donde no importa tu vocación sino su lucración.
Eso es todo por hoy amigos.

 

P1010360.JPG
ULTREIA POPULUS

 

Por el canal de Castilla

Resultado de imagen de canal de castilla valladolid palencia

El canal de Castilla es una de las obras de ingeniería hidráulica más importantes de las realizadas entre mediados del siglo XVIII y el primer tercio del XIX en España.
Longitud: 207 km
Fecha del inicio de la construcción: 16 de julio de 1753
Fecha de inauguración: 14 de diciembre de 1849
Profundidad: Media: 1,8 metros; Máxima: 3 metros
(Gracias a los señores de Wikiloc y al señor Alfonso XII por la información)
Como ya sabéis en la ruta uniendo cabos y provincias, tratamos de aprovechar las infraestructuras ya marcadas como canales, vías augusta, caminos de santiago y otros para enlazar nuestra senda a través de todas las provincias españolas.
Para esta ocasión nos aprovechamos del trazado desde Valladolid hasta Palencia, eso sí, a contra corriente para no perder la buena costumbre de los falsos llanos…
04 de Septiembre de 2017

Que no estábamos perdidos! Solo descansando.

Valladolid sigue de fiestas, casetas por doquier en cada plaza, moteros,  concentraciones de motos, cambio de cromos, o esquistos platos gastronómicos de jigas y gulas nos han brindado la mejor de las despedidas por tierras pucelanas,

Como olvidarnos de la visita a una de las maravillas de Olmedo, un parque Temático Mudéjar, dónde pudimos viajar por cada uno de los monumentos de este estilo en Castilla, representaciones a escala, en las que podías meterte entre sus minipuertas, agachando un poco y dejándote los riñones, donde disfrutar como niños pequeños

P1010179.JPG

La jornada de hoy ha sido más corta de lo habitual pero queríamos conocer Palencia.

Nuestro amigo José nos llevaría hasta la entrada del Canal y mucho más allá, no muy lejos de la entrada de Dueñas, por el camino hemos dejado numerosos, pescadores, si es que se les puede llamar así, a los capturadores de cangrejos de ríos, ataviados con sus cestas y su peculiares cañas. Ellos serían los únicos que sabrían aprovechar el desnivel del cauce, ya que nosotros contra todo pronóstico hemos ido ascendiendo lentamente.

Esclusas, molinos de agua y un terreno abrupto con el sonido demoledor de los autos de la carretera cercana han sido la tónica de este tramo, no podemos negar que este tramo nos ha resultado algo agridulce, para que ocultarlo, el sonido y la paz que buscábamos, en algunos tramos brillarían por su ausencia.

Pronto nos esperaría la Villa de Dueñas, quisimos tomarnos un cafelito con María la de los libros, pero como no hubo manera de localizarla y ya José se había despedido, no nos quedo más remedio que acabar con los spaguetis a la carbonara (de paquete) y dormir la siesta entre las sombras de un árbol, bajo la atenta mirada de unos niños que jugaban al futbol bajo el ardiente y desgarrador sol de esta tarde.

P1010286

Mucho cambiaría la senda hasta Palencia, seamos justos, la diferencia ha sido a mejor, el camino se ha tornado de verde, mas sombras y Canal más sorprendente que el tramo anterior. Estando de esta forma mucho más motivado pronto llegaríamos hasta nuestro destino de hoy, Palencia.

 

P1010320.JPG

 

P1010324.JPGP1010333.JPG

Sueños e historias de Alforjeros

sueños en alforjaslogo

Pero, ¿y ese logo? No era un no sé qué amarillo, con el bicho verde y el otro raro con las almendras garrapiñadas?

Tranquilos! No hemos cambiado nada solo queremos darle un sencillo homenaje a una gran persona y recordarle ese proyecto que por razones personales quedarían en el olvido, o mejor dicho en el desván de los sueños, a la espera de ser sacudido del acumulado polvo rancio. Recuerdos añorados y cubierto con un plástico protector junto a un buen puñado de cajas apiladas, tal como si de una mudanza a medio acabar se tratase.

¿Y cómo irá mi homenaje? Pues a mi forma poniéndole los dientes largos  recordándole aquellas etapas  pucelanas!

Pues al lío!

Del 2 al 4 de Septiembre de 2017

Pongámonos en situación, Alcazarén (Valladolid) un albergue de peregrinos para nosotros solos y fuera una “pelua” muy hermosa a pesar de estar a primeros de septiembre.

– Quillo ve y mira si ya está abierto el bar.
– Mejor esperamos a las 10.00, que hará calorcito y seguro estará abierto!

Y así fue, sin nada ni nadie que nos despertase, solo podríamos dar media vuelta y seguir con el saco hasta el cuello. ¿Llegará el día que nos despertemos temprano para rodar? Que prisas vamos a tener si estamos de vacaciones!!!!!

Fregona en mano, carnavales de Cadiz como música ambiente y limpieza profunda del albergue y a rodar que nuestro compañero José nos estaría esperando en Valladolid.

P1010056.JPGCon las energía recuperadas tomaremos la senda hacia Valsequillo, un bonito pinar con la tierra algo “graciosa” me provocaría un desliz que poco me faltó para no estar aquí contándolo ahora mismo, no por peligro, si no por vergüenza ajena jeje.

Total que seguimos en la búsqueda de este “Señor” y suena nuestro teléfono -estoy llegando, me puse mi traje de gala para recibiros.- El muchacho nos llega con un flamante maillot simulando un traje de gala con corbata. ¡Que grande eres Joselito!!!- y nosotros con estas pintas y la misma ropa desde hace semanas… ¡Eso no se hace compañero!

Un carril bici nos llevaría hasta la ciudad de la corona y del escudo laureado. Un puñado de Sprints y de voces se llevaría nuestro anfitrión, – compadre que tu conoces el camino y nosotros vamos ya “ajogaos” déjate venir una mijilla!!!!

P1010059

Motivos justificados tenía, en casa nos esperaba un pequeño cachorrillo (hoy en día ya muy crecido y fuerte) al que tenían que dar el biberón y sacar adelante. Pronto llegara de trabajar la anfitriona número uno, ya con el pack completo de lo único que tendríamos que preocuparnos es de ducharnos, ponernos ropa limpia (la de siempre por supuesto) y relajarnos y disfrutar.

Descansados y recuperados tocaría descubrir un poco de los rincones de Valladolid antes de engullir las pizzas que devoramos en la cena aquella noche.

P1010071.JPG

P1010058.JPGP1010062.JPGP1010066.JPG

La hospitalidad de Noemí y José llegaría mucho más allá, permitiéndonos pasar un par de noches más, la ciudad y por supuesto la compañía lo merecían y no podíamos decir que no.

P1010091.JPG 

Una ciudad que se encontraba en plenas fiestas, pasacalles de “cabezudos”, moteros con carpas para tapear, concentraciones  de Vespas, música regional y visitas monumentales. ¿Qué más pedir?

¿Tapear un poco? -Pues mira no era mala idea tampoco… En poco tiempo acabamos con esos platos de jijas y angulas y haciendo el sinvergüenza con un gorro de paja en la cabeza. ¿Es lo que tiene que no te conozca nadie no?

P1010071Nos mostraron cada uno de los secretos y rincones de su ciudad, de la mejor manera, esos rincones de los que el turista no se percatara jamás.

 

Tan agradable estaría siendo la jornada que por poco acabamos nosotros también en los Guinnes Records de ese año o intercambiado cromos antiguos en la plaza ¿Tendrá algún señor el cromo de Zubizarreta, Donato o el cromo de Mágico González en el Cádiz?

P1010100

 

P1010130

P1010144

Caería la noche y pudimos disfrutar del frescor y el trato familiar de las personas mas allegadas a nuestros amigos, parque perruno con fosforescentes de colores incluidos!

 

P1010155

Sin duda lo más simpático de nuestras jornadas con ello sería la visita a Olmedo, un parque Temático Mudéjar, dónde pudimos viajar, a perfecta escala, por cada uno de los monumentos de Castilla y León, representaciones, en las que podías meterte entre sus mini-puertas, eso sí, agachándose un poco y dejándote los riñones, ¡pero oye!

P1010197P1010189

Disfrutamos como niños pequeños!

 

P1010280

Y para no hacer esta crónica tan larga y no hacer llorar a nuestras compañeros mucho Despedirme con el  PLACER DE HABER COMPARTIDO ESTAS VIVENCIAS CON  DOS GRANDES PERSONAS, NOEMÍ Y JOSÉ

sueños e historias
“Lo que la distancia separa las alforjas unen”

De Zamarrala a Alcazarén

Muy buenas tengan ustedes!
Día completito el de hoy desde Zamarramala hasta Alcazarén.

Me saltaré la parte de amanece en Zamarramala y blablabla.
Comenzamos con el Camino Madrileño! (Aunque estemos en Castilla y León)
La tónica general de la jornada ha sido en descenso, por lo que los kilómetros han caído sin esfuerzo y a buen ritmo, el poco asfalto por el que hemos rodado nos hizo disfrutar de lo lindo. Sin saberlo daríamos  con el Camino Natural Vía Verde del valle del Eresma. Una antiguo trazado ferroviario que de manera recta y en ligero descenso nos llevaría hasta Olmedo, pero no, no sería ese nuestro destino, ya que deseábamos conocer   el castillo de Coca.

Sería un usuario de esta vía verde quien nos recomendaría discurrir por ella hasta Navas de la Asunción y así fue, por el camino ya os podéis imaginar, sin tráfico, en descenso, con el olor del campo cultivado y algún que otro pinar.

P1000993.JPG
¿Todo no va ser pedalear no?

¿Conocéis la parodia de nuestro malagueño Dani Rovira?  Sí ese de la playa y las medidas, pues algo parecido nos pasó en Miguel Ibáñez. – Está “la pechá, la jartá, er peazo, la mijilla, el pelín” y luego viene la sal del vecino de Miguel Ibáñez..

P1010002.JPG
Amor gatuno

Pues sigue leyendo que os lo cuento:

Golpeamos en la puerta de una casa para pedirle una pizca de sal para la pasta, dicho señor fue tan literal, que nos vino con la cantidad exacta que le entraba entre las yemas de sus dedos, y eso,  a pesar de haberle entregado un pequeño contenedor para una muestra algo más generosa… suerte que otro vecino se percataría de la situación y entre risas llegó con otro botecito algo más generoso.

 

Tras la comida y las risas anecdoticas, llegamos a Navas de la Asunción y fuimos literalmente timados en el Bulevar Pub-Cafetería, seis euros por dos chupitos de cervezas… ni que fueran de importación…

Tocados pero no hundidos decidiremos poner rumbo a Coca, y cruzar los dedos para que no se nos infectara la herida del atraco a cobro reprimido. – Lástima que al “forastero” se le trate así en muchos lugares, incluida mis tierras andaluzas… y digo yo ¿No se dan cuenta de que el boca a boca es la mejor publicidad y a la vez la más dañina…? en fin… mejor disfrutar del castillo caucense.

P1010016.JPG
Castillo de Coca

P1010040.JPG

P1010051.JPG
Alcazaren

El resto de la jornada por un nuevo pinar y bajando nuevamente hasta donde nos encontramos, pueblo de gente humilde y bares baratos, recomiendo el Bar el Jubilado!

Y eso es todo, mañana si las piernas quieren, debemos de llegar sin problemas a Simancas, donde nos encontraremos con nuestro compañero José Burgueño (Sueños en Alforjas), para rodar juntos hasta su casa en Valladolid y tomar algún día de descanso.

Gracias compañero!
Un abrazo a todos y gracias por vuestro apoyo diario